-10% DESCUENTOS pagos Contra Entrega 🛵 Criptomonedas ฿

¿Cómo quitar el olor a cigarrillo?

El olor a cigarrillo es desagradable tanto para fumadores como para los no fumadores (sin dudas es peor para ellos).

A pesar de la costumbre, a nadie le gusta que su ropa, pelo o aliento huelan a tabaco. Es un aroma invasivo y contagioso; basta con que, por ejemplo, un saco huela mal para que contamine todo el resto de nuestra ropa con el mismo olor. ¿Qué se puede hacer para quitar este desagradable hedor?

Consejos para quitar el olor a cigarrillo

Del ambiente

Para quitar el olor a tabaco del ambiente es recomendable abrir las ventanas o puertas para que corra aire. Esto ayudará a que el mismo se renueve. 

Por otro lado, adquirir un purificador de aire resulta una gran alternativa, ya que ayuda a quitar las toxinas del ambiente. Otra opción es el eliminador de olores; no tapará los mismos sino que directamente los va a erradicar. Luego puede ayudar contar con un aromatizador en el ambiente que expulse perfume cada tanto.

Otro factor importante es tirar las cenizas inmediatamente ya que, aunque no se note, estas continúan contaminando el ambiente. Es recomendable, también, limpiar todos los textiles que se encuentren en el lugar ya sean alfombras, almohadones o sofás. Los textiles son los que más absorben el olor a tabaco.

De la ropa

En el caso del olor a cigarrillo en la ropa, las alternativas son varias: una de las más útiles -aunque no inmediata- es dejar las prendas en el exterior para que se aireen. 

En el caso de que el olor persista luego del lavado de ropa habitual, también se recomienda mezclar una tapa de vodka con tres partes de agua y rociar la ropa con un pulverizador, o bien tender la ropa en una superficie plana y colocar a su lado algún recipiente o frasco con un poco de bicarbonato de sodio, que absorbe el olor a tabaco.

Del aliento

El olor a tabaco que persiste en la boca se puede eliminar cepillando los dientes con regularidad, utilizando hilo dental, hidratándose periódicamente y también consumiendo mentas, chicles o caramelos con sabor a menta. 

Fumar sin olores

El vapeo es una excelente opción para fumar sin contaminar todos los alrededores con olor a tabaco. 

El líquido que los cigarrillos electrónicos utilizan tiene saborizantes agradables para el gusto, pero el humo que expulsa no deja olores. Esto es muy conveniente para cuidar la higiene de la casa, de la boca, de la ropa y -lo más importante-  para resguardar la salud de los no fumadores que se encuentran alrededor y que suelen recibir el humo del cigarrillo tradicional sin elegirlo. 

El humo del cigarrillo tradicional no sólo deja mal olor en la ropa, pelo y piel de los no fumadores, sino que los expone a los perjuicios y toxinas del cigarrillo, convirtiéndolos en fumadores pasivos y afectando su salud de manera indirecta.

En este caso, el cigarrillo electrónico es una opción excelente para la higiene, pulcritud y salud de los fumadores y no fumadores.