PAGANDO DE CONTADO 20% DE DESCUENTO

¿Qué consecuencias deja a largo plazo el cigarrillo electrónico?

Qué consecuencias deja a largo plazo el cigarrillo electrónico

Es habitual ver artículos periodísticos que se posicionan en contra del vapeo, y por lo general se basan en una comparación absurda con el consumo de tabaco tradicional. Sin embargo, y aunque las consecuencias del cigarrillo electrónico están en estudio, hay muchos mitos por romper.

Tampoco es cuestión de engañarse y pensar que no existen los riesgos; pero equiparar vapear con fumar es un engaño. Notablemente más seguro, el vapeo consciente y cuidado evita los potenciales daños que se pueden llegar a ocasionar.

Posibles riesgos

Para empezar es necesario remarcar que, como en todos nuestros consumos, la moderación es fundamental para que no se vuelva un perjuicio. Tengamos en cuenta que estamos ingresando vapor a nuestros pulmones, por lo que hay que tomar ciertos cuidados para prevenir.

Los posibles daños pulmonares del cigarrillo electrónico y sus consecuencias están en constante estudio sin resultados concluyentes. Pero vapear de manera desmedida, con bocanadas fuertes y continuas puede derivar en una tos seca que genere otro tipo de daños a nuestros pulmones.

Por eso es recomendable controlar tanto la constancia como el modo de nuestra calada para evitar esa tos, así como migrañas. Ajustar el vaporizador también colabora para evitarlo. Esto es sencillo de lograr, y es parte de entender que vapear es distinto a fumar.

Respecto al volumen de nicotina, y su correlación con el  que ingresa al organismo al fumar, hay que entender que esa cantidad siempre será infinitamente menor. No obstante, según el plan en el que estemos, siempre es aconsejable controlar esos volúmenes para no mantener la adicción.

Saber lo que ingresamos a nuestro cuerpo es importante en todos los niveles de nuestra vida. Por eso debemos consumir productos seguros, garantizados en su elaboración y acordes a nuestras necesidades para no experimentar sensaciones desagradables que deriven en daños.

Vapeo seguro es salud

Mientras continúan los estudios científicos y médicos sobre las consecuencias del cigarrillo electrónico, a la espera de resultados sobre poblaciones más grandes,  hay algunos avances que nos permiten mantener la premisa de que podemos vapear y cuidar nuestra salud en simultáneo.

Recientemente un estudio británico marcó en un 95% menos los posibles riesgos del vapeo en relación a los ya conocidos perjuicios del consumo de tabaco, lo que sumado a la efectividad del cigarrillo electrónico para dejar de fumar consolida una clara ventaja en el cuidado de la salud.

A esta tendencia, como hemos dicho, hay que acompañarla de un consumo consciente, tanto en el vapeo mismo, como en la utilización de productos adquiridos de manera segura y en el cuidado y limpieza de nuestro equipo para evitar la posibilidad de inhalar un vapor seco o quemado.

Por todo esto es fundamental que obtengamos información bienintencionada y no dejarnos invadir por los discursos negativos que carecen de  argumentos y solo repiten mitos que favorecen a la buena publicidad del tabaco. 

Si sabemos lo que consumimos, y lo hacemos de modo seguro, no harán falta más pruebas de que las posibles consecuencias del cigarrillo electrónico son evitables, y siempre serán increíblemente menos que las  que genera el tabaquismo, una de las principales causas de muerte en el mundo.

 

VAPER STOP! 🚨

Constantemente estamos enviando información de alto valor, nuevos ingresos y regalitos sorpresas para toda nuestra comunidad vapera.

¿Qué esperas? SUSCRIBITE Y #SUBITEALANUBE